domingo, 25 de diciembre de 2011

Bolitas de coco

Ay, Dios mío! Que han llegado las fiestas y no me ha dado tiempo de publicar nada...

Antes de que se me pasen las fechas, aquí os dejo unas bolitas de coco que hice para Nochebuena. La verdad es que están muy buenas, y son muy fáciles de hacer.

Aprovecho la ocasión para desearos una Feliz Navidad y un Feliz Año Nuevo!



BOLITAS DE COCO

200 g de leche condensada
125 g de coco rallado
1 cucharadita de esencia de vainilla
Chocolate de cobertura

Mezclamos el coco, la leche condensada y la vainilla. Ponemos la mezcla a refrigerar. Cuando ha cogido consistencia moldeamos las bolitas y les damos un baño en chocolate de cobertura que habremos derretido al baño María. Dejamos enfriar hasta que el chocolate endurezca.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Ensaladilla rusa


De esta receta hay miles de versiones, y todas ellas están buenísimas. Una ensaladilla que queda bien tanto en verano como en invierno. De hecho, yo la suelo hacer más en invierno. Soy un poco aprensiva con el tema del calor y las mayonesa y como a mi me gusta la mayonesa casera…

Aquí os dejo mi versión.




ENSALADILLA RUSA (para 4)

4 patatas medianas
2 zanahorias
1 puñado de guisantes congelados
1 huevo
1 lata de atún
1 trocito de cebolla tierna
1 trozo de pimiento verde
Varias hojas de lechuga
Vinagre de vino blanco
Sal

Y para la mayonesa:
1 huevo
Aceite de girasol
Zumo de limón
Sal

Pelamos las patatas y las cortamos en trozos medianos. Pelamos las zanahorias y las cortamos en trozos pequeños.

En una olla las ponemos a hervir en abundante agua salada junto con el huevo lavado (asegurándonos de que no tenga ninguna grieta en la cáscara) y los guisantes.

Mientras tanto en un recipiente picamos la cebolla y el pimiento muy pequeños. Añadimos el atún bien escurrido y desmenuzado.

Cuando las patatas están tiernas sacamos el huevo y escurrimos toda el agua. Vertemos las patatas, zanahorias y guisantes cocidos en el recipiente de la cebolla. Cuando el huevo se ha enfriado un poco, lo pelamos y lo picamos. Removemos todo junto con un buen chorro de vinagre para distribuir los ingredientes. Podemos rectificar la sal en este momento. Reservamos y hacemos la mayonesa.

Lavamos muy bien el huevo crudo (yo uso jabón y estropajo) y lo echamos en el vaso de la batidora. Añadimos un poco de sal y comenzamos a batir a velocidad alta haciendo movimientos ascendentes y descendentes. Cuando hemos batido un poco comenzamos a añadir aceite de girasol poco a poco y sin para de mover la batidora. Vamos comprobando que el aceite se va incorporando a la salsa antes de seguir añadiendo más. Dejamos de añadir aceite cuando la mayonesa ha adquirido la consistencia deseada. En este momento añadimos el zumo de limón (la cantidad, a gusto de cada uno) y rectificamos de sal.

Lavamos y picamos la lechuga en juliana y la añadimos a las patatas que ya habrán perdido la mayor parte del calor.

Ya sólo nos queda añadir varias cucharadas de la mayonesa a la ensaladilla y remover bien para que quede homogénea. A mi no me gusta machacar demasiado la patata, me gusta que queden trozos.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Cazuela de patatas con chorizo


No se a vosotros, pero a mi en este tiempo me apetecen mucho las sopas y platos de cuchara en general. Y es que casi estamos ya en invierno! Para prepararnos el cuerpo hoy os traigo esta cazuela súper fácil de preparar.





CAZUELA DE PATATAS CON CHORIZO (para 2)

2 patatas medianas
1 cebolla
1 pimiento verde
2 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón
½ chorizo
1 hoja de laurel
Aceite de oliva
Sal

Picamos pequeñitos la cebolla, el pimiento y los ajos. En una olla, los sofreímos a fuego suave con un chorro de aceite de oliva y la hoja de laurel.

Mientras tanto pelamos las patatas y las cortamos en trozos “rotos” – me explico: damos un corte en la patata (sin que llegue a desprender el trozo de patata) y doblamos el cuchillo para partir el trozo. Así conseguimos que la patata se deshaga un poco más durante la cocción y obtengamos una consistencia más espesa.

Añadimos el chorizo cortado en trozos, la patata y el pimentón y cocinamos durante un par de minutos. A continuación cubrimos de agua y dejamos cocinar a fuego suave durante unos 15-20 minutos, o hasta que la patata esté tierna. Añadimos sal a gusto y listo para servir.

Notas:

       El tiempo de cocción depende mucho del tipo de patata. Si veis que las patatas están tiernas, pero la cazuela ha quedado muy “aguada” podéis machacar varios trozos de patata para que espesen la salsa.

      También queda muy bien añadiendole un poco de pimentón picante.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Calamares en salsa


Una receta rápida y sabrosa. Yo la hice el otro día para mi sola. No tenia ganas de complicarme la vida pero tampoco me apetecía el típico huevo frito con patatas.

Siempre tengo calamares congelados que normalmente uso para las paellas. Esta vez les di un uso diferente.



CALAMARES EN SALSA (para 1)

3 calamares pequeños
½ cebolla
1 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón
1 cucharadita de tomate frito
Aceite de oliva
Vino blanco
Perejil picado
Sal

Limpiamos los calamares y los cortamos en aros. En una olla con un chorro de aceite (yo lo hice en la olla rápida para que se hicieran antes, pero se pueden cocinar en cualquier otro tipo de olla), sofreímos la cebolla y el ajo cortados muy pequeños, con cuidado de que no se quemen. 

Añadimos los calamares y sofreímos un poco más, a continuación echamos el pimentón, el tomate frito y un chorro de vino blanco y cerramos la olla durante 5 minutos. Si usáis una olla normal, añadimos también un poco de agua y cocinamos durante 15-20 minutos, o hasta que los calamares estén tiernos. 

Añadimos sal a gusto y el perejil picado y servimos acompañado de arroz blanco.




Belén se animó a hacer esta receta y este fue el resultado:





domingo, 4 de diciembre de 2011

Sopa de Tomate con hierbabuena


Esta sopa es típica del pueblo de Álora (Málaga). No soy muy amiga de poner nata ni caldo de pollo en las sopas, así que esta receta, con el toque tan especial que le da la hierbabuena me parece riquísima.





SOPA DE TOMATE CON HIERBABUENA (para 2)

½ pimiento rojo (verde también vale, pero el rojo de la mejor color)
3 tomates maduros
½ cebolla
2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen
Una buena rama de hierbabuena
Sal
Pan del día anterior

En una olla sofreímos la cebolla, el ajo y el pimiento con un buen chorro de aceite de oliva. Cuando se han ablandado un poco añadimos el tomate pelado y troceado. Sofreímos todo durante 10-15 minutos removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Cuando el sofrito está hecho, añadimos agua y lo trituramos todo con la batidora. Incorporamos la rama de hierbabuena y dejamos que todo cueza unos 5 minutos más. Añadimos sal a gusto. Si los tomates son muy ácidos también podemos añadir un poquito de azúcar.
En el momento de servir, colocamos unas rodajas finas de pan en los platos y servimos la sopa sobre ellas. También se pueden acompanar con unas patatas fritas en cuadritos.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Ensalada de pimientos asados


Mi marido es experto en encontrar ofertas. En una de nuestras visitas ocasionales a Lidl, a donde fuimos para comprar hojaldre, vio que tenían los pimientos rojos a muy buen precio. Así que compramos unos cuantos para hacer ensalada de pimientos asados.

Esta ensalada se hace con pimientos y tomates asados. Yo normalmente aso varios a la vez y los congelo en bolsas individuales (un pimiento y un tomate por bolsa) y así en otras ocasiones tengo para hacer ensaladas en un momento.

Esta ensalada es ideal para acompañar pescado y es muy popular en el sur de España.




ENSALADA DE PIMIENTOS ASADOS (para 2)

1 pimiento rojo grande
1 tomate
Un poco de cebolla tierna
Aceite de oliva virgen
Vinagre de vino blanco
Sal

Colocamos el pimiento y el tomate en una bandeja de horno y los embadurnamos con un poco de aceite de oliva. Asamos en el horno a unos 240 grados C hasta que estén tiernos. Si pensáis congelarlos, no los dejéis demasiado hechos porque el frio los reblandecerá aún más. 

Dejamos que se enfríen. Pelamos el tomate, pelamos y retiramos las semillas del pimiento. En una fuente o plato, troceamos el tomate y lo machacamos ligeramente con un tenedor. Añadimos el pimiento cortado en tiras. Añadimos un poco de cebolla en juliana y aliñamos con un chorrito pequeño de vinagre, un chorro grande de aceite de oliva y sal.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Carne de membrillo

Mi vecina Toñi me ha regalado unos membrillos! Ay, qué te quiero vecina!! 



Ni corta ni perezosa me he dispuesto a hacer la famosa carne (o dulce, para algunos) de membrillo. El año pasado ya me estrené con esta receta pero como tengo muy mala memoria y no la apunté he tenido que llamar a mi madre para que me recordara como se hacía la susodicha carne de membrillo. Ahí va el procedimiento...




CARNE DE MEMBRILLO

1 Kg de membrillo limpio
¾ Kg de azúcar

Lo primero es pelar y cortar los membrillos (lo cual no es nada fácil con los membrillos tal cual). Para ello, cocinamos los membrillos en agua hirviendo durante unos 15-20 minutos en olla normal, o 5 minutos en la olla rápida como hice yo. Sacamos los membrillos y esperamos a que se enfríen un poco antes de pelarlos y cortarlos. Yo, como soy muy impaciente me quemé las manos. L

En la olla vacía ponemos los membrillos cortados y el azúcar y cocinamos todo a fuego medio removiendo de vez en cuando con una cuchara de palo para evitar que se pegue. Cuando los membrillos se han ablandado los trituramos con la túrmix y seguimos cocinando.

MUCHA ATENCIÓN!! A partir de este momento, la mezcla membrillo-azúcar se ha convertido en una especie de magma que no dudará en achicharrarte al menor descuido, así que te recomiendo que cuando vayas a removerlo bajes el fuego y uses una tapadera a modo de escudo.

Seguimos cocinando a fuego lento hasta que espese y adquiera un color más dorado. Estará listo cuando la cuchara se mantenga de pie al meterla en el membrillo. Repartimos en los moldes y cuando pierda el calor los metemos en el frigorífico para que solidifiquen.

martes, 29 de noviembre de 2011

Magdalenas de chocolate


Aquí os dejo la versión morenita de las magdalenas. Porque hay días en los que no nos viene mal una buena dosis de chocolate para subirnos el ánimo.

Ah! y si tenéis un momento realmente bajo, podéis añadir pepitas de chocolate a la mezcla y os resulta el tratamiento de choque contra la depresión. :-)

A disfrutar!



MAGDALENAS DE CHOCOLATE

280 g harina de repostería
174 g azúcar
½ cucharadita levadura química
½ cucharadita bicarbonato
3 cucharadas cacao puro en polvo
170 ml leche
150 g aceite de girasol

La preparación es bastante simple. Por un lado mezclamos los ingredientes secos. Por otro lado mezclamos los ingredientes húmedos. Vertemos la mezcla húmeda sobre la seca y con una espátula las mezclamos justo lo suficiente.

Colocamos las cápsulas de papel en moldes de aluminio, para que las magdalenas suban a lo alto y no a lo ancho, y las rellenamos hasta ¾ de su capacidad. Introducir en el horno precalentado a 200 grados C y hornear durante 10-15 minutos. Sabremos que están listas cuando al introducir un palillo en las magdalenas, este sale limpio.  

lunes, 28 de noviembre de 2011

Espinacas con garbanzos


Lo prometido es deuda, aquí os dejo la receta de los garbanzos con espinacas. Esta receta, como otras muchas en este blog, me la pasó mi madre. Con la base de esta receta se pueden hacer muchas variaciones, como usar acelgas en vez de espinacas o hacerla sólo con espárragos. 


Espero que os guste.





GARBANZOS CON ESPINACAS (para 2)

100 g garbanzos secos
1 manojo (o paquete) de espinacas
2 rebanadas de pan del día anterior
2 ajos
2 cucharadas de vinagre de vino blanco
1 cucharadita de pimentón
Aceite de oliva
Pimienta molida
Sal

Lavamos y picamos las espinacas. En la olla rápida cocinamos los garbanzos (que habrán estado en remojo durante la noche anterior) durante 5 ó 10 minutos. Deben de quedar tiernos pero no deshechos. Abrimos la olla y añadimos las espinacas y cocinamos todo 2 ó 3 minutos más.

En una sartén grande cubrimos el fondo con el aceite de oliva, freímos el pan y los ajos y los reservamos. Escurrimos el agua de los garbanzos y espinacas y los sofreímos ligeramente en el aceite junto con el pimentón.

Mientras tanto, en un mortero machacamos el pan y el ajo (será más fácil si le añadimos el vinagre y un poco de agua en este momento). Diluimos esta pasta con agua y la vertemos sobre los garbanzos. Añadimos agua hasta casi cubrir los garbanzos, salpimentamos y cocinamos a fuego medio durante 10 ó 15 minutos.

Para los muy hambrientos, le podéis añadir un huevo duro picado por encima en el momento de servir.

martes, 22 de noviembre de 2011

Ensalada de espinacas, queso de cabra y frutos secos


No se si os pasa a vosotros, pero normalmente cuando compro espinacas, siempre me queda un resto en el frigorífico que acaba estropeándose. No porque en casa seamos pocos para comer, sino porque solo las comemos mi marido y yo. Ya conocemos a los niños… ven algo verde en el plato y no hay manera de que abran la boca.

Bueno, pues esta vez he conseguido usar todas las espinacas preparando dos platos distintos: una ensalada de espinacas que me sirvió para la cena y unos garbanzos con espinacas para la comida del día siguiente.

Vamos a por la ensalada, que la receta de los garbanzos os la explicaré en otra entrada…

No pongo cantidades en los ingredientes, ya que eso lo dejo al gusto de cada uno.



ENSALADA DE ESPINACAS, QUESO DE CABRA Y FRUTOS SECOS

Espinacas tiernas
Tomate
Queso de cabra en rulo
Nueces
Pasas
Aceite de oliva virgen
Vinagre balsámico
Sal

La preparación es muy simple. Lavamos y secamos bien las hojas de espinacas. Las troceamos y las colocamos como base en el plato. Encima añadimos el tomate cortado en daditos, el queso también en dados, las pasas y las nueces. Finalmente, regamos todo con una vinagreta hecha con una parte de vinagre por cada tres de aceite.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Tortillitas de bacalao


Este es un plato que podéis hacer tanto de aperitivo como para completar una comida. Quedan muy bien acompañadas de miel de caña.
Podéis usar bacalao salado (dejándolo desalar varias horas, claro está) o del congelado, que ya viene en su punto de sal. Yo últimamente estoy usando del congelado, pues me resulta más cómodo.

Una variante es sustituir la harina normal y la levadura por harina para tempura.
Otra variante es sustituir la levadura y el agua por cerveza.


TORTILLITAS DE BACALAO (para 2)

150 g bacalao desalado
3 cucharadas colmadas de harina normal
1 cucharadita de levadura química
1 ajo picado muy fino
Perejil picado
Colorante amarillo (o cúrcuma)
Agua
Aceite para freír

Desmenuzamos el bacalao teniendo cuidado de quitarle todas las espinas. Añadimos la harina, la levadura, el ajo, el perejil y el colorante. Removemos un poco y vamos añadiendo agua, poco a poco hasta que quede una consistencia pastosa.
En una sartén ponemos abundante aceite para freír y cuando está bastante caliente vamos echando cucharaditas de la mezcla. Freímos hasta que queden doradas. Deben de quedar crujientes por fuera y tiernas por dentro.

martes, 15 de noviembre de 2011

Menestra de alcachofas

Aquí estoy de nuevo con otra receta de temporada. Una menestra de alcachofas muy fácil de hacer y que resulta muy agradable de comer. Patatas y zanahorias acompañan a las alcachofas sin robarles nada de su sabor. Así que si os gustan las alcachofas, estoy segura de que os gustará este plato. Yo esta vez, les he añadido un poco de jamón serrano picado, pero si sois vegetarianos podeis omitir este ingrediente y queda igual de bien.




MENESTRA DE ALCACHOFAS (para 4 personas)

5 ó 6 alcachofas
2 patatas medianas
3 zanahorias
1 diente de ajo grande
Perejil picado
3 cucharadas rasas de pan rallado
Aceite de oliva virgen
Sal
Jamón serrano (opcional)

En una cacerola ponemos un poco de aceite y a continuación colocamos las patatas peladas y cortadas en rodajas de aproximadamente medio centímetro de grosor. Encima colocamos las alcachofas peladas y cortadas en cuartos y las zanahorias cortadas en rodajas. Añadimos el ajo picado finamente, el pan rallado y el perejil. Sazonamos y medio cubrimos con agua. Añadimos un buen chorro de aceite de oliva y dejamos cocinar a fuego no demasiado fuerte, moviendo la cacerola de vez en cuando para evitar que se pegue. Cuando las alcachofas estén tiernas, añadimos el jamón serrano y cocinamos durante unos minutos más.


jueves, 10 de noviembre de 2011

Galletas de jengibre

Se acerca la Navidad. “Pero si todavía falta más de un mes!”, pensareis. Y es verdad, pero en mi casa, muy pronto "me obligarán" a colocar el árbol y claro, hay que ir haciéndose el cuerpo al ambiente navideño. Y yo, como soy muy internacional, he hecho unas galletas de jengibre, que en casa gustan mucho.

Bueno, los niños se quedaron un poco desilusionados cuando vieron que las galletas no tenían forma de hombrecitos, pero es que todavía no he encontrado una receta en la que la masa resulte fácil de trabajar para cortar las formas. En esta que os propongo, sólo hay que hacer bolitas y luego aplanarlas un poco.

La receta la he sacado de la web Joy Of Baking. Una página americana con todo tipo de repostería. No muy recomendable para aquellos que queráis mantener la línea. :-)



GALLETAS DE JENGIBRE   (para 4 docenas de galletas)

170 g mantequilla sin sal (yo puse mitad de margarina y mitad mantequilla)
105 g azúcar moreno
100 g azúcar
60 ml miel de caña
1 huevo
½ cucharadita esencia de vainilla
260 g harina
½ cucharadita de bicarbonato
¼ cucharadita de sal
1 y ½ cucharaditas de canela molida
2 cucharaditas de jengibre en polvo
200 g azúcar adicionales para rebozar las bolitas

Batir la mantequilla y los dos azúcares hasta que quede una mezcla ligera. Anadir la miel de caña, el huevo y la vainilla y batir nuevamente hasta que queden totalmente incorporados.

En un cuenco aparte, mezclar la harina, el bicarbonato, la sal y las especias. Añadir a la mezcla de mantequilla y mezclar hasta que estén bien combinados. Cubrir y refrigerar la masa durante unos 30 minutos o hasta que esté firme.

Precalentamos el horno a 180 grados C y preparamos dos bandejas de hornear con papel vegetal.

Con la masa fría (importante para poder trabajarla), hacemos unas bolitas de unos 2,5 cm de diámetro y las rebozamos en los 200 gramos de azúcar adicionales. Las aplanamos ligeramente con las palmas de las manos y las vamos colocando en las bandejas procurando dejar espacio suficiente entre ellas (varios cm) ya que al cocinarse aumentan de tamaño. Hornear durante unos 12 a 15 minutos o hasta que las galletas estén secas y firmes en la parte superior. (Cuanto más tiempo las horneemos, más crujientes saldrán. Tambi
én, tened en cuenta, que al enfriarse se endurecen). Dejar enfriar sobre una rejilla.

Lo mejor de estas galletas es el aroma de desprenden al cocinarse...

Hasta la próxima!

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Gambas al pil-pil

Hola!
Aquí estoy de nuevo con una cosilla rápida pero que siempre triunfa, sobre todo si tenéis invitados de fuera. Un aperitivo ideal que se prepara en un momento.



GAMBAS AL PIL-PIL   (para 2 personas)

12 gambas o langostinos pelados (y con la vena negra quitada)
2 dientes de ajo picados
Una rama de perejil picada
1 cucharadita de pimentón dulce
Varias guindillas (depende de lo picante que os guste)
Una pizca de sal
Aceite de oliva

Podemos todos los ingredientes en una sartén y cubrimos con el aceite de oliva. Cocinar a fuego medio hasta que las gambas cambien de color. Servir calentito y acompañado de mucho pan para mojar en el aceite!

Si tenéis hornilla de gas, lo suyo es cocinarlo en una cazuelita de barro, donde también lo podéis servir. Yo, como tengo placa de inducción, lo hago en una sartén normal.


viernes, 4 de noviembre de 2011

Magdalenas

Me gusta probar nuevas recetas de repostería, sobre todo si al final consigo que mis hijos la prueben. Para ello, nada mejor que unas magdalenas. A qué niño no le gustan las magdalenas? (bueno, seguro que alguno hay por ahí, jeje).

Pues eso, esta vez me decidí a hacer esta receta de magdalenas y gustaron mucho. Saben como las de la tienda! Y son caseras! La receta está basada en el video de isasaweiss (si, ya se que me gustan las recetas de esta chica), aunque yo he cambiado la nata por leche y le puse un toque de canela. También simplifiqué un poco el proceso de elaboración; no batí tanto tiempo los ingredientes líquidos y sólo las dejé reposar en el frigorífico. Parece ser que el secreto para unas buenas magdalenas es mezclar sólo lo suficiente y con movimientos envolventes los ingredientes líquidos con los secos. También ayuda el hornearlas con calor sólo por abajo.


MAGDALENAS

4 huevos
350 g harina de repostería
250 g azúcar
250 ml aceite de girasol
100 ml leche entera
1 sobre de levadura química
La ralladura de un limón
Canela en polvo

En un cuenco mezclamos los huevos con el azúcar, la ralladura del limón y una pizca de canela en polvo. Añadimos el aceite y la leche y mezclamos bien hasta que todo quede incorporado. A esta mezcla liquida, le añadimos la harina previamente mezclada con la levadura (yo usé un colador grande para quitar los grumos de la harina). Incorporar los ingredientes secos a los líquidos con ayuda de una espátula y haciendo movimientos envolventes.

Introducimos las cápsulas de papel en moldes de aluminio para que las magdalenas no se abran al subir y las llenamos con la mezcla dejando como 1 cm de margen para cuando suban. Espolvoreamos de azúcar y dejamos reposar en el frigorífico unos 15 minutos. Deciros, que con las cantidades de la receta salen tantas magdalenas que llenan completamente la bandeja del horno.

Precalentamos el horno con calor por arriba y por abajo a 230 grados. Introducimos las magdalenas en el tercio inferior del horno y cambiamos a calor sólo por abajo y a 210 grados. No os vayáis muy lejos, que se hacen enseguida!  

Hasta pronto!