martes, 4 de diciembre de 2012

Fajitas de pollo


Este es un plato divertido, de esos que se preparan para una reunión de amigos o para pasar un buen rato en familia.

Esta es mi versión personal del conocido plato mejicano, así que si alguna persona de Méjico me está leyendo, ruego perdone cualquier error garrafal que haya podido cometer. Al fin y al cabo, lo que interesa es disfrutar lo que se come, y os aseguro que con este plato lo pasareis muy bien.



Como una imagen vale más que mil palabras, en la foto os muestro como yo lo sirvo normalmente. Ahora os explico cómo preparo cada cosa, que es bastante simple.

  • Queso rallado: Pues eso, queso rallado. Yo uso del tipo manchego suave, o del tipo cheddar.
  • Lechuga: Bien lavada y picada en juliana.
  • Salsa: Hacemos un sofrito con un ajo picado, cebolla y pimientos en juliana, uno o dos tomates pelados y picados, un chorro de aceite y varias guindillas.
  • Guacamole: En un plato picamos un poco de ajo muy fino, añadimos medio tomate pelado y lo machacamos con el tenedor. Pelamos el aguacate y lo añadimos cortado en trozos. Regamos con zumo de limón, sal y pimienta negra molida. Con el tenedor machacamos ligeramente el aguacate al tiempo que mezclamos todo. A mi me gusta dejarlo con tropezones, pero eso a gusto de cada uno. También podéis añadir cilantro fresco picado si tenéis a mano.
  • Pollo: Cortamos la pechuga de pollo en tiritas y las salteamos con un poco de aceite, sal y pimienta.
  • Tortillas: Se calientan en el microondas durante varios segundos en el momento de servir.

A partir de aquí cada cual se monta su fajita a gusto.

También podéis poner champiñones salteados o ternera. Todo está igual de bueno.

2 comentarios:

  1. ¿Tus niños comen fajitas de pollo? ¡Se me caen lagrimones como puños!

    ResponderEliminar