viernes, 4 de noviembre de 2011

Magdalenas

Me gusta probar nuevas recetas de repostería, sobre todo si al final consigo que mis hijos la prueben. Para ello, nada mejor que unas magdalenas. A qué niño no le gustan las magdalenas? (bueno, seguro que alguno hay por ahí, jeje).

Pues eso, esta vez me decidí a hacer esta receta de magdalenas y gustaron mucho. Saben como las de la tienda! Y son caseras! La receta está basada en el video de isasaweiss (si, ya se que me gustan las recetas de esta chica), aunque yo he cambiado la nata por leche y le puse un toque de canela. También simplifiqué un poco el proceso de elaboración; no batí tanto tiempo los ingredientes líquidos y sólo las dejé reposar en el frigorífico. Parece ser que el secreto para unas buenas magdalenas es mezclar sólo lo suficiente y con movimientos envolventes los ingredientes líquidos con los secos. También ayuda el hornearlas con calor sólo por abajo.


MAGDALENAS

4 huevos
350 g harina de repostería
250 g azúcar
250 ml aceite de girasol
100 ml leche entera
1 sobre de levadura química
La ralladura de un limón
Canela en polvo

En un cuenco mezclamos los huevos con el azúcar, la ralladura del limón y una pizca de canela en polvo. Añadimos el aceite y la leche y mezclamos bien hasta que todo quede incorporado. A esta mezcla liquida, le añadimos la harina previamente mezclada con la levadura (yo usé un colador grande para quitar los grumos de la harina). Incorporar los ingredientes secos a los líquidos con ayuda de una espátula y haciendo movimientos envolventes.

Introducimos las cápsulas de papel en moldes de aluminio para que las magdalenas no se abran al subir y las llenamos con la mezcla dejando como 1 cm de margen para cuando suban. Espolvoreamos de azúcar y dejamos reposar en el frigorífico unos 15 minutos. Deciros, que con las cantidades de la receta salen tantas magdalenas que llenan completamente la bandeja del horno.

Precalentamos el horno con calor por arriba y por abajo a 230 grados. Introducimos las magdalenas en el tercio inferior del horno y cambiamos a calor sólo por abajo y a 210 grados. No os vayáis muy lejos, que se hacen enseguida!  

Hasta pronto!

2 comentarios:

  1. que pinta tienen... me encantan con canela.por cierto a ver si cuelgas la receta de tarta de queso,que está de miedo.

    ResponderEliminar